Artículo

Conoce el Camino de Santiago

El Camino de Santiago esconde mucho más que un camino. Alberga una honda raíz espiritual, ya que el peregrinaje, en sí, tiene un sentido claro: no se trata de caminar por caminar, sino de caminar hacia algo. Y puede ser que esto vaya de alcanzar (o tratar de alcanzar) Santiago de Compostela o de quedarte obnubilado al entrar en la Plaza del Obradoiro.

Todos los caminos llevan a Santiago de Compostela…Pero lo que realmente te conmocionará será todo lo que vivas mientras alcanzas ese final.

Unos 80.000 kilómetros de 256 caminos, señalizados como Itinerario Cultural Europeo y repartidos por diferentes países como Francia, Portugal, Alemania y España.

Durante más de mil años, el Camino de Santiago ha conducido a los peregrinos hasta el santuario de un apóstol de la Cristiandad: Santiago el Mayor. Su tumba, descubierta en el año 813 en el monte sagrado del Libredón, bajo una lluvia de estrellas, sería la piedra fundacional de una prodigiosa catedral y de una ciudad que, desde entonces, atraería las huellas de los caminantes hasta convertirse en un destino con el rastro y el eco de toda Europa.

La peregrinación a Santiago fue el acontecer religioso y cultural más destacable y más profundamente vivido de la Edad Media, hecho reconocido por el parlamento europeo como el Primer Itinerario Cultural europeo y por la UNESCO, que lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

Cada vez que un peregrino se echa a andar por las viejas sendas del Camino de Santiago, se pone en marcha un mecanismo de búsqueda común a toda la Cristiandad: el viaje hacia la Salvación, y con él, la experiencia profundamente humana del propio descubrimiento.

La historia jacobea en Galicia es una historia de intercambio y hospitalidad, una historia de progreso, encuentro intercultural y dinamización socioeconómica que, de manera colectiva, tratan de perfeccionar.

Camino Francés

El Camino Francés es el itinerario jacobeo con mayor tradición histórica y el más reconocido internacionalmente.
Puede considerarse que empieza en Saint Jean Pied de Port (País Vasco francés) como en Roncesvalles (pequeño pueblo del Pirineo navarro). Un total de 760 kilómetros divididos en 33 etapas de aproximadamente 25 kilómetros cada una.
Este camino es tan popular porque dispone de unas excelentes infraestructuras, está muy bien señalizado y ofrece múltiples servicios para los usuarios. Además, cuenta con ocho rutas alternativas con las que podremos confeccionar un camino a nuestro gusto.

El Cebreiro Camino de Santiago
O Cebreiro

Camino de Fisterra

Tiene su origen en Santiago y su meta es en el cabo Fisterra y el Santuario de la Virxe da Barca de Muxía, situados en la legendaria Costa da Morte. Una ruta diferente y singular de unos 120 km, que destaca por ser la única que no conduce a Compostela, sino que arranca desde allí. Es utilizada como epílogo del camino realizado por cada peregrino, caminando hasta el fin del mundo.
Hoy en día, la presencia del mar, la leyenda y misterio de estas tierras y la belleza de la Costa da Morte en sí siguen siendo un gran reclamo. Además, podremos disfrutar de lugares con encanto, como los pazos de Albariña y Cotón, los particulares bosques del Río Xallas, la Ermita de San Pedro Mártir, el Camposanto do Fin da Terra, el Castelo de S. Carlos, la pedra de abalar o dos cadrís, o el Santuario da Virxe da Barca.

Faro de Fisterra Camino de Santiago
Faro de Fisterra

Vía de la Plata y Camino Mozárabe

Partiendo de la ciudad de Sevilla (vía de la Plata) o desde Almería (Camino Mozárabe), entra en Galicia por A Mezquita. Este Camino permite poder disfrutar de la variedad paisajística y cultural que de sur a norte de la Península Ibérica.
Es una de las más largas a Compostela, con 995 Km (desde Sevilla) y 1160 Km (desde Almería), pero su recompensa es diaria, con pueblos llenos de encanto, un abanico de paisajes y un patrimonio artístico y cultural de renombre. Los espectaculares monumentos de las ciudades andaluzas, la naturaleza de Sierra Nevada o Sierra Morena, los campos de olivos y los valles, llenan las estampas de una aventura inolvidable.

Camino Inglés

Un Camino lleno de atractivos e historia. Desde Ferrol a Santiago se extiende a lo largo de 122 km y desde A Coruña la ruta son unos 72 km. Nació en la Edad Media por una combinación de motivos espirituales y logísticos, fruto de la fusión de transporte comercial y de pasajeros que permitió que muchos fieles de Gran Bretaña, Irlanda o del norte de Europa embarcasen en navíos mercantes para visitar la tumba del apóstol.
A través de nuestra caminata para llegar al Apóstol Santiago pasaremos a lo largo de multitud de emblemáticas localidades como Pontedeume o Betanzos. También atravesaremos el interior de Galicia que destaca por sus bosques y su verde campiña.

Camino Primitivo

Un itinerario frecuentado por el pueblo astur-galaico durante el siglo IX y parte del X y que atrajo también a peregrinos procedentes de otras partes del norte de España y de Europa. En 2015 fue reconocido por la Unesco, junto con el Camino del Norte, como Patrimonio de la Humanidad.
Es la primera ruta de peregrinación, la más antigua, y enlaza Oviedo con Santiago de Compostela en un total de 325 km.
El itinerario actual reproduce fielmente el original, partiendo desde Oviedo y atravesando Asturias por todos los concejos de su occidente.

Camino del Norte

Comienza en Irún y transcurre por la costa cantábrica hasta Santiago en un total de 825 km.
Al llegar a Galicia, a partir de Ribadeo, el Camino del Norte abandona la línea de la costa para adentrarse en el interior lucense. Cabe destacar el pueblo de Lourenzá, con el monasterio de San Salvador, la localidad de Mondoñedo y su catedral de Santa María, y, sobre todo, el extraordinario monasterio de Sobrado dos Monxes.

Niembro, Asturias Camino de Santiago
Niembro, Asturias

Ruta del Mar

Los puertos de Ribeira y O Grove marcan la entrada a la ría de Arousa. El cuerpo de Santiago penetró por la ría de Arousa y remontó el río Ulla hasta arribar a Padrón y, desde allí, completa por tierra hasta la capital compostelana.
El recorrido consta de unas 40 millas por mar y río, hasta Padrón, y desde allí, 25 kilómetros de caminata hasta Santiago de Compostela. Los puntos de partida se establecen en el puerto de Pedras Negras (O Grove) o en Ribeira.
La ría de Arousa esconde parajes únicos vigilados por las sempiternas y emblemáticas torres de Catoira, testigos de episodios bélicos como la invasión vikinga. El peso de la historia cae sobre otros asentamientos que sorprenderán al peregrino, como la necrópolis de Adro Vello, en San Vicente.

Camino de Invierno

El Camino de Invierno es la entrada natural a Galicia desde la meseta, un acceso ya usado por los romanos, una alternativa en época invernal a la dura subida a las cumbres nevadas de O Cebreiro.
La ruta jacobea de 263 km une Ponferrada con Santiago de Compostela por el valle del río Sil, cruzando la sierra oriental gallega.
Penetra en Galicia por Ourense a través de la comarca de Valdeorras, cuna mundial de la pizarra y del buen vino. Posteriormente hace entrada en Lugo por la Ribeira Sacra pasando por la monumental Monforte de Lemos antes de adentrarse en la provincia de Pontevedra para unirse en Lalín a los caminantes que provienen de la Vía de la Plata y proseguir de forma conjunta hacia Santiago de Compostela.

Camino Portugués

Es el camino jacobeo que une Lisboa con Santiago de Compostela. Un recorrido de 620 Km que parte desde la capital lusa. En la actualidad es el segundo camino en número de peregrinos, sólo superado por el Camino Francés.
Hay otros caminos de Santiago en Portugal, afluentes o variantes del Camino Central, como el Camino Portugués de la Costa, que tiene su punto de inicio en Porto y sigue un itinerario cercano al mar; desde la misma ciudad también puede tomarse la variante de Braga; otro ramal arrancaría en el sur, desde Faro.
Este camino entra en España por dos puntos diferentes: por el Camino Portugués de la costa que alcanza tierras gallegas por A Guarda, y el tradicional que entra en Galicia por Tui.
El Camino Portugués de la Costa que entra en Galicia por la villa marinera de A Guarda, tras cruzar el río Miño en su desembocadura, discurre en primer lugar, en paralelo al río Miño, hasta llegar a su estuario. Dominando el paisaje se encuentra el monte de Santa Trega, gran mirador hacia el Atlántico y Portugal célebre por su castro. En la falda del monte, el puerto de A Guarda ofrece un buen abrigo a su flota pesquera.
La ruta camina paralela a la línea costera, escarpada y agreste. Pasa por Oia, localidad portuaria conocida por su monasterio.
El camino dobla el Cabo Silleiro para penetrar en un territorio más resguardado, con vistas a la preciosa ría de Vigo, para llegar a Baiona, villa histórica de encantadoras calles y plazas, iglesia del siglo XIII, capilla barroca dedicada a Santa Liberata y espectacular fortaleza de Monterreal. Continúa hasta Vigo para confluir después a Redondela y enlazar con el tradicional camino portugués que entra en Galicia por Tui.
En definitiva, el Camino te hará olvidarte del reloj, vivir acorde a tus ritmos biológicos, dormir cuando se va el sol y despertarte cuando sale.

20 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail