Artículo

Nigrán

Nigrán. Un secreto a voces

No resulta curioso que Julio Cortázar eligiera Nigrán, en el corazón del Val Miñor para bañarse como si fuera Poseidón.

Nigrán. Un secreto a voces de las Rías Baixas

¿Qué decir de Nigrán? Uno de los mejores enclaves de las Rías Baixas. El municipio de Nigrán es conocido por sus estupendas playas llenas de paz, de arena finísima y blanca y en las que la brisa del Atlántico no sopla, sino susurra.

Pero Nigrán no solamente es playa y diversión a raudales. Además de su hermoso puerto pesquero, sus restaurantes, sus dos playas principales y pequeñas calas casi paradisíacas, Nigrán ofrece mucho más dentro de sus casi 35 kilómetros cuadrados, en cuanto a patrimonio natural e histórico. Si nos vamos hacia el interior, hacia el Val Miñor, podemos darnos cuenta de ello.

En sus parroquias más alejadas de la costa podemos encontrar una gran diversidad paisajística, donde comulgan hermosas obras, casas y construcciones de distintas épocas con los mejores bosques y montes desde los que se puede divisar el Val Miñor, Vigo y Baiona, con las majestuosas islas Cíes en el horizonte del Atlántico. Además, Nigrán es tierra de pazos, de auténticos e imponentes pazos señoriales, algunos de los mejores de Galicia.

Verdes montes, playas, dunas, patrimonio, cultura, gastronomía, historia y pazos son algunas de las maravillas que Nigrán nos puede ofrecer

Su litoral está salpicado de playas de gran calidad (América, Patos, A Madorra o Prado son algunas). En ellas, la arena y el oleaje permiten, a partes iguales, el descanso o la práctica deportiva.

Cuenta con bellos bosques interiores como los de Chandebrito, Montecastelo o Priegue, y a orillas del mar, como es el caso de Monteferro. Su rico patrimonio cultural abarca desde el gran hórreo de dos plantas del Pazo de Pías hasta petroglifos de la Edad de Hierro en el castro de Chandebrito, la Mámoa de Requeixadas, el castro de Panxón o el Pazo de Urzáiz, así como el Puente de Ramallosa, un magnífico ejemplo de arquitectura románica del siglo XIII.

Por lo que respecta a las construcciones de carácter religioso, debemos nombrar el Templo de la Virgen del Mar, obra de Antonio Palacios hecha a principios del siglo XX en la parroquia de Panxón. Cerca de ella encontramos un arco visigodo del siglo VII, vestigio de la antigua iglesia de San Xoán. En honor a los miembros de la marina mercante que perdieron la vida en la I Guerra Mundial, se construyó en Monteferro un monumento que recibe el nombre de ‘Mártires de la Marina Mercante’. Además, desde el lugar donde está emplazado se puede ver la ría.

En Nigrán cuesta no dejarse llevar y querer quedarse

+ Info: Turismo de Nigrán

654 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail